Esos festivos al mes

A Santa Cruz se le escapan los domingos como si fueran suspiros del tipo: qué voy a hacer contigo, amor. Y aunque esta expresión suena casi como una declaración de derrota, la frase también encierra el anhelo de dar una oportunidad más. Y es que por esa cláusula hemos pasado muchos y sabemos lo que esconde. Concretamente, oculta algo que yo resumo como un apocalíptico: ni contigo ni sin ti. Por eso, los domingos, aunque mortales de necesidad, también son el eterno reto de la capital tinerfeña. Por ejemplo, uno de los intentos que el Ayuntamiento de Santa Cruz ejercitó hace un año para espolear la vida aquí fue convertir la autovía de San Andrés en un espacio para ciclistas. La idea era cortar al tráfico dos de los carriles que unen la Playa de Las Teresitas con el resto del mundo para reservarlos a las bicicletas un domingo al mes. E, inevitablemente, una vez publicada la iniciativa comenzaron las apuestas. Apuestas que a mí ni me iban ni me venían, hasta que me tocó cubrir para el periódico el primer día en que se puso en marcha el proyecto, al que los municipales denominaron sabiamente Santa Cruz sobre ruedas. Así que allí que me fui, al meollo de la cuestión, con el Bic destapado y la lengua en la comisura de los labios, dispuesta a llenar páginas de alegría y deporte. Sin embargo, lo que me encontré no fue lo esperado y no tuve otro remedio que enfrentarme a uno de esos momentos en la vida de todo periodista en los que, sin laboratorios ni fórmulas que avalen su criterio, debe pararse y parir un titular en base a lo observado. Yo, en estos casos, suelo preferir las cunetas para reflexionar a gusto. Y tras un largo rato al margen de toda molestia, descubrí que lo que había visto ese domingo había sido un fracaso. No sé si el Ayuntamiento sigue empeñado en Santa Cruz sobre ruedas. Pero, a mi juicio, no le merece la pena. En cuanto al nuevo propósito dominguero: que los comercios abran al menos el primer domingo de cada mes, no me atrevo a aventurar nada. Para eso necesitaría otra cuneta en la que pararme a pensar. Y me han dicho que están todas ocupadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s